Para nosotros cada proyecto nuevo es un reto, una oportunidad para crear, diseñar e innovar. Nos gusta romper los límites y poder crear aquel producto singular que nuestros clientes se imaginen para su negocio o para su casa. ¡Los proyectos personalizados no tienen límites!

El Plato One no es una excepción. Y, por esto, hemos trabajado a fondo para poder desarrollar un concepto que cumpla exactamente con las necesidades de Mercès.

El cliente

Mercès es un negocio del sector gastronómico liderado por Mercè Solernou. Se divide en tres líneas, Mercès Events –especializada en catering y eventos–, Mercès One –restaurante–, y Mercès Delí –tienda gourmet. 

Llevan más de 40 años en el sector de la alta gastronomía y tienen como objetivo innovar y crear experiencias culinarias únicas e inolvidables.

El reto y el proceso creativo

En Mercès nos pidieron un diseño sorprendente. Que siguiera con una de las máximas del negocio, que es la innovación. De aquí nació el Plato One, un plato versátil y polifacético que permite jugar con la presentación y diferentes fases de experimentación de cada preparación. 

Esbòs plat One

Para la creación del Plato One decidimos que los materiales principales serían el vídrio y la cerámica. Son dos materiales que combinan muy bien, pero que fue complejo hacerlos encajar adecuadamente, ya que los procesos modifican sus dimensiones.

El resultado

De este proceso creativo nació el Plato One. Nosotros decimos que es un plato, mil versiones por su gran versatilidad. Está concebido a partir de dos elementos principales: un plato cerámico con reminiscencias orgánicas y un color rojizo intenso con una pieza superior de vidrio.

Plat One, Bahí&Güell

Foto y foto de portada: StudioTorden

La combinación del vidrio y la cerámica y sus formas hacen que el plato de mucho juego, que se transforme. De esta manera se puede crear un plato por fases o etapas, una combinación de texturas o se pueden servir dos partes del plato –la cerámica y la de vidrio– por separado, con una presentación diferente y original.

Fotos de Studio Torden